lunes, 18 de mayo de 2009

Escribir y olvidar, releer y recordar

Auriculares al oído y todos los sentidos bien prendidos. Espero que comience el tema para empezar a soñar. Tres acordes y ya hay protagonistas. Estas vos yo y esa canción que no para de sonar. Si empecé a cantar es porque ya visualicé el lugar. Ahora solo queda esperar el momento en que me vas a besar. Una sonrisa invade mi cara, camino como tonta enamorada. La canción pasa mientras imagino que me cantas. El tema va terminando, a esa altura ya me estas besando. Otra canción ya esta sonando mientras mi mente sigue volando. Una nueva historia comenzó y una nueva sonrisa mi cara iluminó. Todo el día así podría estar pero mi mente necesita descansar. No hay más música, no hay más canción, solo el latido de mi corazón. Es así que me dí cuenta que te puedo tener con tan solo una canción.